Una decisión difícil…

Publicada en Publicada en Noticias, Profesionales

Y la decisión es que congelo temporalmente mi actividad como Educador Canino en adiestramiento y modificación de conductas inadecuadas en perros. No así la de Intervenciones Asistidas por Perros que continúa normalmente. Como digo, este parón es temporal desde este mes de noviembre de 2016 hasta, al menos, septiembre de 2017. Me resulta difícil, muy difícil; hacer este anuncio, porque el adiestramiento y la educación canina han sido para mi en los últimos años tanto mi pasión personal como mi medio de vida. He dedicado muchas horas a crear y consolidar un proyecto que he visto nacer y que ahora dejo aparcado por unos meses. Las razones que me llevan a tomar esta decisión son variadas, algunas de tipo personal y otras de tipo profesional. En cuanto a la parte personal, están relacionadas con el cuidado de mis dos hijas. Respecto a la parte profesional, por suerte, están referidas a un aumento en cuanto a carga de trabajo en mi otra área de especialización: la Intervención Asistida por Perros.

Desde que comencé mi andadura profesional en 2010 primero en EDUCAN y, posteriormente en Perruneando, siempre he tenido clara una idea: Innovar y crecer. En este sentido, mi actividad en algunos campos ha tomado especial relevancia dentro de la entidad. La formación e investigación en el ámbito de la Intervención Asistida por Animales, así como la prestación de servicios especializados en esta área ha crecido notablemente desde hace dos años hacia acá y actualmente absorbe el 90% de mi trabajo como Director Técnico en Perruneando. Este crecimiento ha facilitado que hayamos podido integrar nuevos profesionales a nuestro equipo de intervenciones y que pronto conoceréis.
Así pues, esta conjunción de circunstancias, hacen que tenga que optar por una decisión complicada, pero necesaria. Desde hace unos meses he estado derivando a diferentes compañeros del sector del adiestramiento más del 80% de posibles clientes que se ponían en contacto con Perruneando. A todos ellos, agradezco que hayáis atendido a estas personas lo mejor posible. Es cierto que he trabajado puntualmente haciendo grupos de cachorros y con algún caso de modificación de conductas de personas conocidas; pero el grueso del trabajo lo han realizado otros compañeros. Sin embargo, esta situación de “estar, pero no estar” no me ha resultado cómoda. Muchas personas que solicitaban (y solicitan) los servicios de adiestramiento y modificación de conductas lo hacían precisamente porque era yo con quien tenían interés en trabajar con sus perros y se sentían, de algún modo decepcionados, por no poder contratar mis servicios. Esto es lo que ha hecho que, tras varios meses de reflexión, haya decidido aparcar mi actividad como adiestrador para centrarme en la parte de formación e intervención asistida por perros.
Me siento agradecido y contento de haber podido acompañar a tanta gente y a sus compañeros perrunos en su proceso educativo. Personas y animales que con su implicación y con mi ayuda, hemos conseguido mejorar la convivencia y superar problemas que hacían difícil su adaptación al hogar. Me siento también especialmente agradecido por tantas personas que habéis recomendado mis servicios y, cómo no, a tantos profesionales de la Veterinaria en nuestra provincia que habéis confiado vuestros clientes a Perruneando. He disfrutado con lo que he hecho hasta hoy, y me alegra saber que dejo muchos amigos y amigas tanto de 4 patas como de dos. Por supuesto, sé que he cometido y cometo errores de los que he aprendido y he intentado mejorar, nadie es perfecto. Sin embargo, creo que he sido lo más honesto posible con todas las personas que se han cruzado en mi camino: sincero en mis valoraciones profesionales, he dedicado muchas veces más tiempo del convenido para intentar solucionar problemas y, llegado el caso, he derivado trabajo a otros compañeros cuando no he podido asumir personalmente el trabajo. En cualquier caso, espero y deseo que esta pasión que ahora tengo que dejar, la pueda retomar a medio plazo. Por el momento, aquellas personas que sigan contactando conmigo las derivaré a otras entidades que, más allá de diferencias técnicas, siempre he considerado buenos profesionales y compañeros de profesión y que no tengo reparo en nombrar: Fernando Carrión, Miguel de Máster Dog, David de Gran-Kan, Julio Olid de Dogisticat, Andalucía K9 y Raúl Martín.
Eso sí, ¡amenazo con volver! De hecho, la maquinaria no se para, pero necesito tiempo para redimensionar los trabajos, reorganizar Perruneando en sus diferentes áreas, conformar un nuevo equipo y plantear nuevas fórmulas comerciales dentro del adiestramiento y la educación canina que, estoy seguro, van a resultar novedosas y atractivas. Igualmente, continuamos con nuestra labor dentro de las Intervenciones Asistidas por Perros donde también pronto podremos dar buenas noticias. Por tanto, esto no es un adiós, sino un hasta luego en el mundo del adiestramiento. Lo dicho, muchas gracias a todos y todas quienes habéis contribuido a que Perruneando sea reconocida y valorada por su trabajo en este campo. ¡Nos vemos pronto! Y seguimos a toda máquina con nuestras intervenciones asistidas por perros.