Entrena con tu perro, disfruta de tu perro

Publicada en Publicada en Aprendiendo, Profesionales


Como podéis ver en este vídeo, Dune no será nunca una campeona en ninguna disciplina de obediencia. Tampoco lo pretendo. Como sabéis ella es una perra de intervención asistida que trabaja con personas mayores, niños, etc. Su entrenamiento está centrado en ello: conseguir comportamientos y actitudes que hagan fluida una sesión de Intervención Asistida con Perro (IAP). Sin embargo, a nivel técnico, no es un trabajo excesivamente complejo. Aun así, alguna vez en semana me gusta poder trabajar con ella sencillos ejercicios de obediencia que, obviamente, me servirán para trabajar luego en sesión, pero cuyo objetivo principal es el lúdico.

Mi amigo y compañero Carlos escribió en su blog una acertada reflexión referida al entrenamiento del junto en la que hacía referencia sobre la inconveniencia de incluir dicho ejercicio en los paquetes de obediencia comercial y la potencia de este ejercicio para mejorar la relación con el guía, o como él dice: “para ESTAR con nuestro perro”. Desde hacía tiempo, venía trabajando esto con Dune, ejercicios de obediencia (entre los que se incluían un junto no especialmente afinado) que me servían precísamente para eso, estar junto a ella haciendo una actividad con un componente lúdico alto. Con este vídeo-post, me gustaría transmitir qué es lo que busco con ello:

En este caso, la importancia de estas sesiones no está en conseguir velocidad o precisión (velocidad y Dune, son antónimos); sino compartir con ella una actividad que permite la concentración relajada (diferente a la concentración que se activa en sesiones de trabajo), la activación mental, la atención y un componente alto de motivación por hacer cosas junto a mi. Y lo hago porque creo que es una herramienta fundamental en el bienestar de los perros que trabajan en IAP. Un bienestar que no es solo emocional (activación del estrés), sino que compromete a otras áreas: física, mental y social. El trabajo de obediencia, con este componente lúdico, me permite esto.

Así pues, si no estáis inmersos en la construcción del futuro campeón o campeona del mundo de IPO u OCI y, parricularmente si vuestro perro se dedica profesionalmente a las IAP, os recomiendo que uséis la obediencia para relajaros junto a vuestros perros y disfrutar haciendo juntos algo que, en muchas ocasiones, se convierte en rutinas aburridas y desesperantes para nuestros perros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *